Suite Pere Margarit

suite del castillo con una sala de estar clásica

• 80 m² • Max. 3 personas
• Cama Kingsize • Sala de estar clásica
• Cama extra para 3a persona • TV de 40”
• Ventanas francesas • Reproductor DVD (alquiler gratuito de películas)
• Baño original Victoriano • Localizadas en el Castillo
• Ducha nivel de suelo • Vistas a la piscina y olivares del Hotel

El famoso diseñador Menno Kroon ha creado un ambiente majestuoso para la exclusiva Suite Pere Margarit, llamada así debido a un amigo de Cristóbal Colón, Pere Margarit, quien una vez fue dueño del Castillo.

Hermosos objetos que una vez pertenecieron a la familia Margarit, y otras referencias históricas, como un baño Victoriano, son los ingredientes perfectos para una estancia romántica. Para descubrir o celebrar nuevos horizontes en su relación.

Habitación Castillo

habitaciones de castillo auténticas construidas con materiales tradicionales

• 28 m² • Max. 3 personas
• Cama doble o separadas • TV de 32”
• Cama extra para 3a persona • Reproductor DVD (alquiler gratuito de películas)
• Bañera con ducha • Localizadas en el Castillo
• Vistas a jardines y montañas

La decoración de las habitaciones castillo mezcla con buen gusto la historia de España con exquisitos materiales de todo el mundo. Experimentará la calidez del interior de un castillo, ya que hemos buscado reproducir la sensación de los días pasados, con elementos ornamentales y pinturas coleccionadas por los propietarios durante sus viajes.

Las habitaciones están cerca del Restaurante y el Bar. Además, las habitaciones ofrecen unas maravillosas vistas de las tierras Ampurdanesas.

Suite Jardín

habitaciones de estilo contemporáneo con un lujo de alta categoría

• 58 m² • Max. 4 personas
• Cama doble o separadas • Sala de estar
• Sofa-cama (140×200) para 3a/4a pers • TV de 42”
• Amplio balcón de 9 m² • Reproductor DVD (alquiler gratuito de películas)
• Bañera para dos con vistas panorámicas • Ascensor a las habitaciones
• Ducha a pie de suelo • Localizadas en el Jardín

Las Suite-Jardín, con fantásticas vistas de los campos de l’Empordà, tienen todo el lujo y el confort para una estancia relajante. El grande y lujoso baño está inspirado en los orientales ‘Hamman’, con multitud de mármol y un baño para dos con vistas panorámicas.

La famosa diseñadora española, Cristina Gabàs, ha usado los típicos colores de l’Empordà para dotar a las Suites la extraordinaria sensación de formar parte del entorno, incluso con las puertas del balcón cerradas.

Habitación Jardín

habitaciones de estilo contemporáneo con un toque tradicional

• 30 m² • Max. 3 personas
• Cama doble o individuales • TV de 26″ – 40”
• Sofa o cama extra 3a persona • Reproductor DVD (alquiler gratuito de películas)
• Balcón de 7 m² • Ascensor a las habitaciones
• Baño con ducha • Localizadas en el Jardín
• Vistas al jardín y a la montaña

En la parte baja de nuestros amplios jardines, rodeadas de olivos y robledos. Las habitaciones jardín mezclan el confort moderno con elementos clásicos y un toque natural.

Los suelos de roble, y los colores utilizados hacen referencia al paisaje exterior. De ellas tienen balcon privado para disfrutar de las magnificas puestas de sol.

Habitación Dalí

habitaciones de estilo contemporáneo con balcón

• 24 m² • Max. 2 personas
• Cama doble o individuales • TV de 26″ – 40”
• Balcón de 7 m² • Reproductor DVD (alquiler gratuito de películas)
• Ducha a nivel suelo • Ascensor a las habitaciones
• Vistas al jardín y a la montaña • Localizadas en el Jardín

Estimados clientes: nuevas habitaciones Dalí

A medida que vamos desarrollando nuestro nuevo proyecto, no nos aferramos a ninguna filosofía o tendencia específica. Ingeniosos como somos, nuestro Hotel casual chic, siempre se ha construido con los mismos elementos que valoramos en la vida: creatividad, confort, historia, naturaleza y humor.

Pero antes que esto, en 1970, Salvador Dalí buscaba un Castillo para su musa Gala. Su primera opción fue el viejo castillo, Castell d´Empordà, en La Bisbal. Justo antes de firmar el contrato, Dalí propuso al vendedor pagar con sus obras de arte, sin embargo, el propietario, Don Miquel Arpa*, rechazó la oferta y Dalí compró el Castillo de Púbol.

El ambiente en el ala Dalí será una oda a la glamurosa época de los años 70 en la Costa Brava, con arte y fotos de este periodo. Celebrando el arte local, la buena comida y la “joie de vivre”, le inspirará a descubrir esta bella zona con sus playas, Restaurantes y Museos. El diseño de las habitaciones, piscina, jardines y los alrededores encajará a la perfección con nuestra idea de la elegancia ecléctica.

Como siempre con una sonrisa,

Albert y Margo Diks

*En el año 2000, cuando compramos el Castell d´Empordà, el mismo propietario, Señor Arpa, nos dijo que no haber vendido el Castillo a Dalí fue el error más grande que había cometido en su vida. En 1970 el valor de las obras de arte de Dalí ya estaba por las nubes.

Habitación Jardín sin balcón

habitaciones de estilo contemporáneo con un toque tradicional

• 24 m² • Max. 2 personas
• Cama doble o individuales • TV de 26″ – 32”
• Baño con ducha • Reproductor DVD (alquiler gratuito de películas)
• Ventanas francesas • Localizadas al lado de la piscina

Las habitaciones jardín mezclan el confort moderno con elementos clásicos y un toque natural, ofreciendo todo el confort.

Los suelos de roble, y los colores utilizados hacen referencia al paisaje exterior.

Habitación Torre

habitación con una vista fantástica

• 18 m² • Max. 2 personas
• Cama doble (135cm.) • TV de 20″ – 26”
• Ducha a nivel suelo • Reproductor DVD (alquiler gratuito de películas)
• Escaleras estrechas a las habitaciones • Localizadas en la Torre del Castillo
• Vistas de 360º a l’Empordà

Es usted un aventurero? No teme a las alturas y está en condiciones físicas razonables? Entonces la habitación Torre debería ser perfecta para usted. A pesar de su limitado espacio, estas habitaciones tienen todo el confort que garantiza el Castell d’Empordà, y ofrecen 360º de vistas sobre l’Empordà.

Incluso se pueden ver los Pirineos y el Mar mediterráneo. Esta será su recompensa diaria por subir la segura pero estrecha escalera que le lleva a su paraíso temporal.